Pessoa contemporáneo

Escribe Pessoa el 8 de agosto de 1930:

"Dios no tiene unidad. ¿Cómo la tendré yo?"

Nada más certero para significar el tiempo actual, donde cualquiera pretende edificarse como brújula en un mundo cultural donde lo más pernicioso siempre es la Verdad con mayúsculas. (La Verdad y la Estupidez también con mayúsculas.) Más aún: la pretensión de encerrar y fragmentar los recursos y la intensidad de una vida cultural, como lo es la mexicana, que está fatigosamente saliendo a flote de la asfixia de la supuesta y arrogante "identidad" de grupo. La cultura no necesita identidad, necesita un profundo y largo respiro.

Entradas populares